9 Cosas asquerosas que todas las parejas hacen cuando están juntas aunque lo nieguen

Estar en pareja es una cosa muy bella, especialmente cuando empiezan a pasar los años, te conectas de mejor forma con tu amor y… empiezas a perder algunas de las inhibiciones y vergüenzas que probablemente plagaban las primeras citas. Admitámoslo: ahora ya no hay reglas a la hora de preguntarle a tu amada si le parece que hueles mal o para contarle que AL FIN pudiste ir al baño después de tres días de constipación, dolor abdominal y una abstención total de todo tipo de intimidad (porque no vaya a ser que te den ganas JUSTO en ese momento).

¿Qué tiene que ver el amor con las cosas asquerosas? Que por alguna razón, mientras más amados somos y más amamos, más asquerosos y desinhibidos nos ponemos.

1. Cuando le pides a tu amorcito que revise si tu aliento está decente o si tienes que ir a visitar al cepillo de dientes

2. O cuando le preguntas si de verdad no se nota el olor de esa camiseta que usaste sin desodorante el otro día

3. Eso de sacarse los puntos negros o espinillas no sólo es una necesidad: es una diversión especialmente reservada para el fin de semana

4. No falta la ocasión en la que él/ella te termina sacando un pedazo de comida gigante que se te quedó atascado en el diente, Pero es por amor, para que no vayas a pasar la vergüenza del siglo. Puntos extras si lo hace con su propio dedo.

5. Al menos una vez han compartido el cepillo de dientes cuando a uno de los dos se le ha olvidado el suyo. Aunque admitámoslo, siempre hay una mitad de la pareja que está demasiado feliz al respecto y otro que tiene un poquito se asco.

6. Si estuviste sin ir al baño 3 días y al fin pudiste ir, tienes que contárselo inmediatamente, Es uno de los pequeños éxitos de la vida y merece ser celebrado de a dos.

7. Tu pareja se ha vuelto experta a la hora de quitarte, a punta de pinzas, uno que otro pelo que sale en un lugar muy extraño Como en la oreja, o esos típicos pelos blancos que salen en el cuello y son medios fantasmales y asquerosos.

8. Cuando no sabes si esa ropa interior que encontraste en el suelo era de la ropa limpia o de la sucia y tienes que pedir ayuda. ¿Será que la puedes usar o no?

9. Y finalmente, cuando comienzan a hacer pipí con la puerta abierta, Y hablan de la vida mientras lo hacen. Ojo, pipí y no el número dos, porque llegar a ese punto es perder un poco el norte de la relación. (¿o no?)

ME GUSTARÍA SABER QUE OPINA TU DE TODO ESTO. ANDA DAME TU OPINIÓN!

Fuente:UPSOCL

COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *