Después de leer esto no dudarás en orinar luego de tener relaciones.

Tener intimidad es algo totalmente natural e las personas, si bien es una acción cuyo propósito biológico es la procreación, pero realmente muchas personas o en su mayoría, el coito es meramente por placer.

Tener relaciones por placer no tiene nada de malo, solamente hay que tener en cuenta que se debe prevenir un embarazo no deseado y también alguna enfermedad de trasmisión sexual, fuera de esto no hay ningún otro problema con respecto a esta acción. Para evitar problemas en cuanto a enfermedades e infecciones hay que conocer los métodos adecuados, el más conocido y que debería ser usado en todas las ocasiones es el condón, ya que, al ser un método de barrera, se evita el contacto directo de los genitales, sin embargo, hay otros métodos.

Los ginecólogos recomiendan para todas las mujeres que orinen después de tener relaciones, ya que es la manera más práctica de eliminar cualquier agente que haya quedado en el tracto urinario luego de tener relaciones.

Mira ¿por qué? debes orinar después de tener relaciones y no antes de tenerlas

En el caso masculino no ocurre igual, ya que estos con la eyaculación ya expulsan lo que podría alojarse en el tracto, pero con la eyaculación femenina no se realiza el mismo proceso, debido a que esta se realiza por otra vía, dejando, así como única opción a la micción.

De igual forma, hay que aclarar que la micción no previene un embarazo ni enfermedades de trasmisión intima, sino que nos ayuda a prevenir infecciones en la vía urinaria causadas por otros agentes diferentes a los de las enfermedades. Es decir, prevenimos la propagación o desarrollo de alguna bacteria.

¿Qué pasa si no tengo ganas de orinar luego de una relación? Los ginecólogos recomiendan ingerir un vaso de agua antes de tener relaciones para evitar esto, aunque también podríamos tomarlo justo después de terminar para estimular la vejiga.

Ahora que lo sabes puedes comenzar a emplear este método, de seguro que te evitarás muchas complicaciones y procesos incómodos como la curación de una vaginitis u otra infección. Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *