LO CREAS O NO, BLANQUEAR LOS DIENTES EN 3 MINUTOS Y ELIMINAR EL COLOR AMARILLENTO.

En la vereda contraria están los alimentos que te ayudan a mantener los dientes blancos. Entre las frutas y vegetales encontramos las peras, las manzanas, las zanahorias, los pepinos, los coliflores, la lechuga, el brócoli y la espinaca.

Algunos por su fibra, otros tienen nutrientes crean una película protectora en el esmalte de los dientes, evitando así que estos se manchen.

Recetas caseras para blanquear los dientes:

Vamos a ver algunos sencillos remedios que te ayudarán a blanquear los dientes de una manera sencilla y natural:

Naranja:
Frota durante 45 segundos los dientes con el interior de una cáscara de naranja, la parte blanca entre la corteza y los gajos, llamada mesocarpio y que contiene sustancia para dejar tus dientes más blancos. Cepilla media hora después.

Fresas y bicarbonato:
Realiza una pasta de fresa y bicarbonato de sodio. Las fresas actúan como una agente blanqueador natural. Solo hay que aplastar la fruta y mezclar con el otro ingrediente.

A su vez, los quesos sirven porque tienen proteínas y grasas para neutralizar los ácidos de otros alimentos. También debido a que estimulan la producción de saliva que tiene fósforo y calcio, ayudando a que se remineralice el esmalte.

Plátano:
Frota durante dos minutos tus dientes con el interior de una cáscara de plátano. Puedes realizar este procedimiento las veces que quieras cada día. Tiene ácido salicílico que ejerce un excelente poder blanqueador en el esmalte.

Polvo de carbón:
Haz polvo de carbón y colócalo en el cepillo de dientes, frota todas las piezas dentales. Si bien es cierto que puede ser una sensación extraña (como en el caso de la ceniza de madera), muchos aseguran que es el mejor remedio para blanquear los dientes.

También se puede untar un poco de ceniza de madera en el cepillo de dientes y lavar como siempre. Enjuagar con agua tibia y luego cepillar con el dentífrico habitual.

Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes:

Todos los remedios caseros que fueron detallados arriba son muy eficaces si estás buscando dejar tu dentadura de color perlada. Sin embargo, todos coinciden en que no hay mejor tratamiento que el del bicarbonato de sodio.

Se trata de una alternativa más que ecológica y saludable para tus dientes, sino que también dejarás de usar dentífrico, si esa es tu preferencia.

Solo tienes que verter ¼ cucharada de bicarbonato en una taza y humedecer el cepillo de dientes con agua del grifo. Sumérgelo en el bicarbonato para que se vaya pegando y cepilla como si fuera cualquier dentífrico.

Si colocas mucha cantidad, puede tener un efecto salado o ácido en tu boca, pero no te preocupes, se irá apenas te enjuagues bien con agua. No obstante, esto debes de realizarlo muy pocas veces en el mes, ya que su uso excesivo puede dañar el esmalte dental.

Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda.

Los remedios que encontrarás en esta pagina son para fines informativos y educativos. Nuestra pagina no es un sustituto de consejos médicos profesionales, diagnósticos o tratamientos. Consulta a tu médico o especialista antes de probar cualquiera de nuestros remedios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *