Mira Como Puedes Eliminar Las Piedras De Las Amígdalas Sin Necesidad De Utilizar Cirugía! Te Encantara Saber!!

Muchas veces, cuando nos damos cuenta de que tenemos pequeñas pepitas blancas en nuestras amígdalas, sentimos como si algo estuviera atascado en nuestra garganta. Estas pepitas blancas son conocidas como piedras de amígdala y un montón de gente que las tiene, no son conscientes de que los tienen.

Lamentablemente muchas personas sufre de las amígdalas infección que Se desarrollan cuando las bacterias, el moco, las células muertas de la piel y las partículas de comestibles sobrantes empiezan a depositarse en las criptas de las amígdalas. Tienen la posibilidad de ser blanquecinas o amarillentas y su textura es blanda y blanda. Esta piedra suele causarnos mal aliento, irritación de la garganta y contrariedad para tragar los alimentos.

Estas piedras pueden ser eliminadas por el método de la cirugía, pero esto no te puede garantizar que no vuelvan a aparecer en tus amígdalas. Pero la buena noticia es que existen métodos menos invasores y mas económico que te pueden ayudar con este problema. A continuación te presento 4 forma en la que puedes remover las piedras de tus amígdalas y lo puede hacer desde tu casa.

1. Utiliza un hisopo de algodón húmedo:

 

Muchos hogares ya cuentan con esta herramienta útil para extraer los cálculos. Si el hisopo es lo suficientemente largo para llegar a la parte posterior de la garganta y lo suficientemente rígido para no doblarse debido a la presión, funcionará a la perfección.

Golpea el cálculo con una presión suave pero constante repetidas veces en una dirección. Procura no empujarlo más hacia la amígdala. Si ya tienes dolor de garganta, hacerlo podría causar más irritación.

2. Jeringas de riesgo dental:

 

Para eliminar las piedras de las amígdalas, apunte la punta curvada de la jeringa directamente en los bolsillos de las amígdalas afectadas con las piedras. Estas jeringas le ayudarán a eliminar las piedras que son más profundas en las amígdalas y no son visibles. Asegúrese de mantener la cabeza hacia abajo para que las piedras caen de la boca. La mezcla en la jeringa debe estar compuesta de partes iguales de peróxido de hidrógeno al 3% y agua caliente. Peróxido de hidrógeno facilitará la eliminación de las piedras, ya que crea un entorno donde las bacterias no pueden prosperar.

3. Extrae los cálculos con una horquilla para el cabello:

Casi todas las mujeres utilizan la horquillas o (pincho), así que es muy fácil de conseguir, si eres hombre solo pídesela a un familiar femenino, pero es importante que no este usada. Las típicas de color negro funcionan bien debido a que son delgadas y flexibles, además son lo suficientemente firmes para extraer los cálculos. Asegúrate de lavar la horquilla con agua y jabón antes de ponerla en la boca, para evitar infecciones. Utiliza la horquilla de la misma manera en la que utilizarías un hisopo, realizando un movimiento de golpeteo constante para extraer los cálculos.

4. Solución a base de agua salada para hacer gárgaras:

Para este método tienes que Mezclar 1 cucharadita de sal yodada o sal de roca con 1 taza de agua tibia y luego haz gárgaras en la parte posterior de la garganta. Dado que no tocarás los cálculos directamente, esto puede tomar algún tiempo, pero sé persistente. Incluso si no mueves los cálculos más reacios, la acción suave del agua salada tibia facilitará su extracción utilizando alguno de los métodos anteriores. La sal en el agua actúa con el calor como un remedio anti-bacteriano suave y también puede ayudar a aliviar el dolor de garganta.

Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *