Nunca Se Me Quitaba Una Tos o Un Resfriado, Puse Esto En Mi Ombligo y Nunca Más Las Padecí! Inténtalo!!

En este articulo te quiero hablar de una técnica que ha sido transmitida por generaciones como un remedio popular casero que ayuda a mejorar una larga lista de dolencias. Se trata de un procedimiento es muy sencillo pero tiene contra-indicaciones en niños ya que al utilizar alcohol, éste puede ser absorbido por la delicada piel de los menores.

En algún momento de nuestra vida todos hemos sufrido de dolores abdominales, de gripe y, las mujeres en especial, de SPM (Síndrome Pre-Menstrual) y este remedio es la cura a todos esos males. Es muy sencillo de hacer.

Esta técnica consiste en colocar un algodón en el cetro de nuestro ombligo y éste debe estar empapado con alcohol (preferiblemente isopropílico o etílico). En los primeros años de uso este remedio sólo se utilizaba para bajar la fiebre pero luego los mismos usuarios advirtieron que este remedio podría representar la cura para múltiples dolencias o enfermedades.

BENEFICIOS DE COLOCAR ALGODÓN CON ALCOHOL EN TU OMBLIGO

– disminuye la fiebre.
– trata resfriados comunes.
– mejora los cuadros gripales.
– alivia la tos.
– alivia los dolores de estómago.
– mejora los síntomas menstruales.
– ayuda a relajar todo el cuerpo.
– alivia contracturas.
– ayuda a dolores musculares.
– combate mareos.

Modo de empleo:

Empape un trozo o mota de algodón en alcohol al 50%. Exprima el excedente.
Coloque el algodón en su ombligo. Fíjelo ahí con una toalla o con una cinta hipoalergénica o con papel film de cocina.

Para tratar dolores estomacales o mareos agrégale un poco de sal al alcohol y sigue el procedimiento normal.

Retira el algodón después de 30 o 40 minutos. Si es necesario, puedes repetir este procedimiento hasta dos veces al día. Recuerda descansar unas horas entre cada tratamiento.

Tenía problemas del corazón y este mapa en la cara mostro que tenía un mal funcionamiento

Sugerencias:

Es recomendable que lleves acabo este remedio en un lugar tranquilo y dónde puedas estar en paz y relajarte. Sí puedes sentir como tus músculos dejan de estar tensos es que el tratamiento está funcionando correctamente. Está atento a cómo reacciona tu cuerpo, si empiezas a observar una reacción adversa o desfavorable, quita de inmediato el algodón y enjuaga la zona con abundante agua fría. síntomas adversos deberían desaparecer inmediatamente.

Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *