REMOJE SUS PIES EN ESTA PODEROSA MEZCLA DE BICARBONATO DE SODIO 2 VECES POR SEMANA PARA SANAR LOS PIES SECOS Y AGRIETADOS

Los talones agrietados son extremadamente poco atractivos, pero también pueden causar infecciones y dolor. En la mayoría de los casos, son causados ​​por el cuidado inadecuado de los pies, la permanencia prolongada en pisos duros, zapatos, aire seco, falta de humedad, rutinas de ejercicios, dieta poco saludable, envejecimiento y más.

La mayoría de las personas visita salones de uñas y spas durante el verano para preparar sus pies para la playa y las sandalias que acaban de comprar, pero esto puede consumir mucho tiempo y ser costoso. Además, muchos de los productos comerciales utilizados en estos tratamientos están cargados de productos químicos nocivos.

Sin embargo, la buena noticia es que también puedes cuidar tus pies de forma natural y económica, y obtener los pies hermosos y suaves que soñaste.

Puede probar un bálsamo sanador para pies, aceite esencial y sanador, que es una mezcla de aceite de árbol de té y aceite de menta. Hidrata, rejuvenece la piel, revive los pies desgastados y previene infecciones bacterianas y fúngicas.

Sin embargo, hoy estamos sugiriendo otro remedio casero completamente natural que eliminará los callos, limpiará los pies agrietados y los dejará suaves.

DIY Soda para pies de bicarbonato

Necesitará: 3 cucharadas de bicarbonato de sodio, Aceite de lavanda, Esponja de fregar suave / piedra pómez / cepillo, Hidratante, 4-5 litros de agua en un balde, Sal de Epsom (opcional).

Instrucciones: Antes de acostarse, vierta el bicarbonato de sodio en el agua y revuelva para disolverlo. Agregue unas gotas de aceite de lavanda para relajarse y calmar sus pies. Si desea aumentar los efectos de este spa en casa y desintoxicar la piel, agregue algunas sales de Epsom.

Remoje los pies en el balde por 15-20 minutos. Después, pase la parte inferior de los pies con una esponja suave, una piedra pómez o un cepillo. Luego, aplique un humectante con alto contenido de vaselina en la piel, vaselina o aceite de coco. Ponte calcetines y vete a dormir.

Si tus pies necesitan un tratamiento de Spa más intenso, crea una pasta de bicarbonato de sodio y agua y úsala para fregar los pies. Luego, frótelos una vez más con un cepillo o piedra pómez.

¡Estos divertidos tratamientos de Spa caseros restaurarán la belleza y la suavidad de tus pies! Por lo tanto, pruébalos ahora y disfruta cada paso que hagas. Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *